.
 

Lunes 11 de diciembre de 2017

Por un lado, un personaje secundario de televisi贸n, libre de una condena de 26 a帽os de violaci贸n, libertad obra de un abogado con poder que hizo que el juicio se declare nulo, descalificando la palabra de la v铆ctima. Por otro, una mujer a la que destrozaron su vida, que sufre da帽os sicol贸gicos y f铆sicos permanentes por la agresi贸n, a la que la justicia no le crey贸 pese a las evidencias f铆sicas porque su trabajo no le hac铆a veros铆mil. El personaje de televisi贸n, ahora en libertad, es entrevistado una y otra vez como si fuese un h茅roe, cuando no lo es.

Esto no es un hecho aislado, es una expresi贸n de lo que se conoce como 鈥渃ultura de la violaci贸n鈥, que 鈥...perpet煤a mediante el uso de lenguaje mis贸gino, la despersonalizaci贸n del cuerpo de la mujer y el disminuir la gravedad de la violencia sexual, dando lugar a una sociedad despreocupada por los derechos y la seguridad de la mujer鈥. Se responsabiliza a la v铆ctima - 鈥渆lla se lo busc贸鈥- por la ropa, el lugar, la hora, por salir con un amigo, quedarse a solas con un hombre o varios, por el tipo de trabajo que realiza, por beber, por viajar y se justifica las agresiones sexuales (鈥渁s铆 son los hombres鈥).

El acoso sexual, adem谩s, se tolera porque no existi贸 鈥渃ontacto f铆sico鈥.

Esa 鈥渃ultura de la violaci贸n鈥 minimiza las denuncias de delitos sexuales o decirle a la v铆ctima que le causar谩 un da帽o al agresor, preguntarle por su pasado, su forma de vestir, sus amistades, sus h谩bitos, sus relaciones personales y plantea que las mujeres se eduquen para no ser violadas y en lugar de educar a los hombres a respetar.

Pensemos en las bromas que circulan por WhatsApp, en las que las mujeres aparecen como inestables, interesadas o reducidas a objetos para el disfrute masculino.

Por ejemplo, recuerdo con indignaci贸n, algo que no sent铆 cuando era estudiante, la frase 鈥渓as leyes como las mujeres, son para violarlas鈥; un reflejo de esa cultura que trivializa un hecho muy grave, se naturaliza la violaci贸n y el acoso haciendo que cada v铆ctima termine avergonzada crey茅ndose responsable, pregunt谩ndose una y otra vez qu茅 hizo para 鈥渕erecer鈥 lo que le pas贸, recibiendo mensajes de amigos y colegas por el da帽o que le causar铆a al agresor al denunciarlo. Si queda embarazada y es obligada a mantener el embarazo, vivir谩 con un recordatorio permanente del abuso sufrido.

Las violaciones y el acoso expresan relaciones de poder desiguales, en las que las v铆ctimas nunca son responsables de lo que les sucede. Es hora que asumamos eso y dejemos de dulcificar a los agresores como est谩 sucediendo con la 鈥渆strella鈥 de televisi贸n.

Es verdad que en el pa铆s el derecho penal busca la rehabilitaci贸n de la v铆ctima, pero otra cosa es la impunidad claramente contraria a los derechos humanos y a los valores m谩s elementales de la justicia en una democracia.

Este caso es otra alerta de cu谩nto nos falta para considerarnos una sociedad respetuosa de los derechos.

Fuente: Diario EL COMERCIO, siga el enlace.

 

Consulta de Causas

CEP

Corporaci贸n de Estudios y Publicaciones

SIGUENOS EN REDES

Cont谩ctenos

Av. 6 de Diciembre 225 y Piedrahita (esquina)
+593 02 256 7619 / 02 2567 617 /
02 2567 621
Esta direcci贸n de correo electr贸nico est谩 protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Quito - Ecuador


Ediciones Legales

Ediciones Legales

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterToday71
mod_vvisit_counterYesterday701
mod_vvisit_counterThis week4642
mod_vvisit_counterLast week5302
mod_vvisit_counterThis month14788
mod_vvisit_counterLast month23567
mod_vvisit_counterAll days2041847

Online Now: 14
Your IP: 54.83.81.52
,
Today: Enero 20, 2018
 
 
 
 

Copyright © 2011 Colegio de Abogados de Pichincha. Todos los derechos reservados.

Diseño y desarrollo por IU Diseño